sur-versión

120412133611_sp_venezuela_coup_464x261_reuters

El 12 de abril de 2002, cuando FEDECAMARAS, los partidos tradicionales (AD, Copei, Bandera Roja, Proyecto Venezuela, etc.,) los “no tradicionales” (Primero Justicia, dirigido por el trío Julio Borges, Capriles y Leopoldo López;  Alianza Bravo de Antonio Ledezma, etc.), los medios de comunicación, la Asociación Bancaria, las organizaciones de la “sociedad civil” encabezadas por SUMATE de María Corina Machado, los “meritócratas” de PDVSA, la cúpula de la Iglesia Católica, los rectores de las universidades “autónomas” y las privadas capitaneados por Luis Ugalde de la UCAB, consumaron su golpe de Estado apoyados por una cúpula de generales, comandos de la extinta Policía Metropolitana y las policías municipales de Chacao y Baruta (dirigidaspor Leopoldo López y Capriles Radonsky, respectivamente), así como mercenarios y paramilitares extranjeros y nacionales contra del gobierno de Hugo Chávez con la excusa de “recuperar la democracia, defender los DDHH y salir del fracasado régimen castro-comunista”, no había control…

Ver la entrada original 2.475 palabras más

Anuncios