saber y poder

Tricolor antichavista

De regreso a la patria, declaro mi indeclinable voluntad de celebrar por adelantado el feliz día en que finalmente desaparezcan esos seres grotescos, ruines, que merodean en la calle Florida de Buenos Aires, y que ofrecen sus servicios como raspadores de cupos. Mercaderes de tercera, vividores, se hacen distinguir, como si su desfachatez no bastara, porque portan una gorra tricolor, idéntica a la que el comandante Chávez usara por primera vez hace años, con motivo de algún acto político con la clase media, y que luego, en su inútil esfuerzo por parecerse al chavismo, adoptara un Capriles Radonski que marchaba a la derrota inevitable. Vergonzosos personajes estos, los fulanos raspa cupos, con quienes tendríamos que establecer todos, sin excepción, una relación diametralmente opuesta a la complicidad. Funestos seres, excrecencia del capitalismo rentista, uno de los últimos eslabones de la oligarquía lumpen que nos tocó en suerte padecer, están allí para…

Ver la entrada original 96 palabras más

Anuncios