Los efectos del ‘fracking’ podrían ser tan peligrosos como los del asbesto, la talidomida o el tabaco, advierte uno de los principales asesores científicos del Gobierno británico.

Ver la entrada original 239 palabras más

Anuncios