Como te iba contando

272373_630x354

 

Ya la muerte de niños palestinos entró en la fase rutinaria que no merece mención en la prensa. Es que las noticias se amontonan y atropellan, sobre todo cuando un periodista estadounidense es decapitado en Iraq por un terrorista del “Estado Islámico” que parece que es inglés y se llama John, cosa aterradora, no tanto por decapitación, porque los “rebeldes” entrenados y financiados por los Estados Unidos y Europa lo venían haciendo en Siria, pero a sirios, y por una buena causa: derrocar a un “tirano” que se empeña en llevarles la contraria. El problema aquí es que el verdugo nació y creció en alguna calle de Londres, y calculan los más optimistas que hay 500 como él, haciendo lo que John hace, y bueno, que a lo mejor les da por volver a casa un día y sálvese quién pueda.

Expertos en montar guerras lejos de sus fronteras…

Ver la entrada original 249 palabras más

Anuncios