LA HORA DE DESPERTAR

 

Las buenas noticias empiezan a agolparse en estos últimos días hasta el primer aniversario del final de la mítica “cuenta larga” de los mayas.
Ayer mismo, un juez de Washington declaraba ilegales el espionaje generalizado de la población por parte de la NSA y dejaba a un paso de la declaración de inconstitucionalidad, con lo que no sólo el gobierno Obama está en la cuerda floja sino el sistema planetario entero, que ha consentido esto (y colaborado). En su estrategia de “parar los daños”, el director de la NSA, general Keith Alexander, acudió a una entrevista en la cadena CBS y, cuando tenía que responder a una de las cuestiones, se dio la vuelta para preguntar a un grupo de asesores que le acompañaba si podía responder a esa pregunta. Es decir, que él no es el que manda.
Pero esta noticia se une a otra todavía…

Ver la entrada original 104 palabras más

Anuncios