LA HORA DE DESPERTAR

Bien, ahora sí que lo podemos entender todo.
Resulta que Eisenhower otorgó poderes a su vicepresidente, Richard Nixon, para crear un escuadrón de asesinos bajo la excusa de derrocar a Fidel Castro, al que llamaron “Operación 40″ y que tenía por objetivo asesinar a líderes dentro de Estados Unidos o en otros países que pudieran generar un despertar en la Humanidad o pudieran acabar con las guerras, como el propio Kennedy.

El entonces jefe de la CIA, Allen Dulles, fue encargado de ponerlo en marcha y contó con fondos de George H. Bush, que fue uno de sus líderes, al igual que el propio Nixon.

Como ya revelé hace años, George Bush Sr se encontraba en la biblioteca desde donde se disparó a Kennedy, pero también el propio Nixon se encontraba en Dallas, al igual que la plétora de estos asesinos a sueldo y mafiosos, muchos de ellos cubanos…

Ver la entrada original 359 palabras más

Anuncios